Comunicación asertiva durante el confinamiento

Comunicación asertiva durante el confinamiento

¿Cómo comunicarme de una manera asertiva en confinamiento?

Herramientas psicológicas para todas las edades.

 

Estamos atravesando una situación nueva para todos, una situación que hace unos meses era inimaginable. Pero la realidad es que estamos confinados en casa, conviviendo, la mayoría de nosotros, con varias personas (amigos, familia, compañeros de piso, pareja…). Personas con las que en condiciones normales, solemos pasar una pequeña parte del día, la diferencia es que ahora, son 24 horas en un mismo espacio, cada uno con sus emociones ante esta situación, con sus costumbres (que ahora se harán más evidentes) y con sus prioridades. Ante una situación así, seguramente en algunos momentos sea difícil mantener la calma, por lo tanto, a todos nos va a ser de gran ayuda tener presentes algunas pautas de comunicación asertiva como las que vamos a describir.

 

  1. Hablar en primera persona del singular (desde el yo): se darán muchas situaciones que te molesten, que te hagan sentir tenso, agobiado, enfadado… Ante estas emociones muchas veces resulta difícil comunicarse con calma, es entonces cuando se puede desatar el caos, ya que, si yo hablo desde el enfado y acusando al otro de lo que me ha hecho…¿me va a hablar el otro desde la tranquilidad y el respeto?…Lo más probable es que responda desde el mismo tono e intención que yo. Es fundamental comunicarle al otro lo que a mi no me hace sentir bien, tanto para respetarme a mi mismo, como para darle la oportunidad al otro de que sepa que eso me hace sentir mal. Por ello es tan importante comunicarme en primera persona y expresar como YO ME HE SENTIDO.

 

SITUACIÓN EXTERNA → EMOCIONES INTENSAS → EXPRESAR CÓMO YO ME SIENTO ANTE LA SITUACIÓN

 

  1. Evitar el juicio hacia lo que ha hecho el otro o hacia cómo es: A nadie le agrada que critiquen o juzguen sus actos o su persona. “Eres un irresponsable”, “siempre haces lo mismo”, “no te entiendo” …, son formas de juicio que provocan en el otro una actitud defensiva o de contra-at Este tipo de verbalizaciones dificultan mucho a la hora de tener una comunicación fluida y productiva.

 

  1. Tener en cuenta la visión de la otra persona: Tener la capacidad de preguntarle a la otra persona cuál es su visión de la situación, siempre te da la oportunidad de acercarte al diálogo. La otra persona puede sentir que también es importante su perspectiva. Este tipo de acercamientos ayudan a que el receptor esté más abierto a escuchar tu parte y así poder llegar a un entendimiento.

 

RESPETO HACIA SU FORMA DE FUNCIONAR = MAYOR ENTENDIMIENTO

 

  1. Proponer una reconsideración de la situación entre las dos partes: La conducta asertiva se desarrolla cuando se produce una comprensión, o toma de conciencia, de la necesidad de reestablecer (acordar) una situación. Por ello es importante que ambas partes, propongan opciones para que la situación pueda ser más adaptable a ambos.

 

Es necesario tener en cuenta que este restablecimiento o acuerdo no siempre se da a la primera. Puede ser que esos patrones de funcionamiento lleven presentes mucho tiempo y no pueda darse el cambio en un periodo corto de tiempo, puede que ambas partes esperen un cambio del otro para después cambiar él/ella… por este motivo es importante volver a tener el mismo proceso asertivo, ya que por lo menos las emociones serán menos intensas y molestas para ambos. Además, es fundamental poner de tu parte independientemente de la actitud del otro, porque probablemente con tu cambio, poco a poco, se vaya dando un cambio en el entorno. Un pequeño cambio dado por una de las partes, siempre produce grandes cambios en el sistema relacional.

 

“Hablar desde el respeto me aporta tranquilidad a mí mismo y al entorno”



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos